El blog de los Curiosos

Museo de esculturas submarinas “La evolución silenciosa”

El artista originario de Inglaterra Jason de Caires Taylor es mundialmente conocido por sus esculturas subacuáticas. En este caso quiero presentarles su última obra, llamada “La Evolución Silenciosa“, la cual esta situada en las paradisíacas Islas Mujeres (México). Sumergidas a 9 metros de profundidad, las 400 esculturas de cemento creadas para un nuevo museo bajo el agua en el Parque Marino Nacional de Cancún“ decoran” el ya atractivo ambiente marino . En noviembre, la instalación, llamada La evolución silenciosa, abrirá sus puertas al público y será el mayor museo del mundo en su género. Estas intervenciones en la profundidad del mar suelen atraer a turistas y son destacadas en publicaciones como Natinal Geographic, Vogue,BBC y demás. El escultor británico ha dado a los viajeros curiosos una razón más para visitar México.

Se llama “arte con un propósito”, porque las esculturas servirán como arrecife artificial. Mediante la construcción de las esculturas con un cemento especial, Taylor está ayudando a promover la vida marina y crear áreas para que los corales puedan prosperar. Las esculturas también ayudará a la conservación de los corales naturales, aliviando la presión sobre los cercanos arrecifes naturales que reciben medio millón de turistas que acuden a estas áreas cada año.

Si se preguntan ustedes por qué Taylor hunde sus obras en el mar en lugar de dejarlas en la tierra, seguramente el les daría las siguientes razones:

La experiencia de estar bajo el agua es muy diferente de la de estar en la tierra. Hay características físicas y ópticas que deben tenerse en cuenta. Los objetos parecen un veinticinco por ciento más grandes bajo el agua y, como consecuencia, también parecen estar más cerca. Los colores se alteran porque la luz es absorbida y reflejada en diferentes proporciones, con la profundidad del agua. La fuente de luz bajo el agua procede de la superficie, lo que produce efectos caleidoscópicos creados por el movimiento del agua, las corrientes y la turbulencia. El agua es un medio maleable en el que moverse permite al espectador participar activamente en su relación con las esculturas. El gran número de ángulos y perspectivas desde las cuales las esculturas pueden verse intensifica la experiencia única de enfrentarse a las obras.

Jason quería mostrar a la gente todos los días en situaciones cotidianas. “Muchas de estas esculturas son nada más que gente normal haciendo cosas normales”, dice.”Al tomar escenas cotidianas y ponerlos bajo el agua, se le da un nuevo contexto completamente, toda una vida propia”. El trabajo de Taylor no solamente modifica el paisaje submarino. Sus obras se convierten en auténticos arrecifes artificiales que atraen la vida marina, lo que provoca que las esculturas se transformen con el paso del tiempo por el efecto del agua y los seres que la habitan. Esto, unido a los efectos de luz, que han podido observar en los vídeos, produce una sensación a veces desasosegante.

A continuación le dejo un par de vídeos de “La evolución silenciosa” en Cancún (México) y otro vídeo de esculturas submarinas en Grenada (West Indies). A mí especialmente me gusta más el segundo por la música que le acompaña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s